Noticias Aquapol

Noticias y eventos

Por qué pueden empeorar las humedades por capilaridad

¿Hay humedades por capilaridad en tu edificio? Como especialistas en el mejor tratamiento para la humedad en Valencia, somos conscientes de los daños que pueden llegar a ocasionar. Sabemos que existen muchas dudas en torno a este tipo de humedades, como qué casos son más propensos a su aparición, o qué factores pueden hacer que la humedad por capilaridad o ascendente empeore, con todo lo que ello conlleva. Lo explicamos todo, a continuación.

Qué casos son más propensos a sufrir humedad por capilaridad

Es muy común encontrar problemas de humedad por capilaridad en los muros y las paredes de edificios antiguos, en los que el agua del terreno se encuentra en contacto directo con la estructura, sobre todo en sus plantas más bajas, como los sótanos, por ejemplo. Son casos en los que no hay una impermeabilización adecuada en los cimientos. Si además nos encontramos con materiales constructivos porosos como los ladrillos, entonces la llegada de la humedad por capilaridad es más que probable.

Cuando un edificio carece de los aislantes necesarios en su origen constructivo, o estos están deteriorados por los motivos que sea, es muy probable que sufra de humedad por capilaridad, y los efectos dependen en gran medida de la porosidad de los materiales.

Este tipo de humedades, además, pueden producirse por defectos en los revestimientos del inmueble y sus aislantes, si estos son de mala calidad.

¿Por qué empeoran las humedades por capilaridad?

En general, en épocas en las que hay lluvias fuertes, nos encontramos con terrenos que no pueden asumir más agua, y ese exceso de agua es el que comienza a subir por los muros. La altura que llegan a alcanzar las humedades por capilaridad varía en función de algunos aspectos que pueden hacer que el problema empeore:

  • La época del año: en invierno el problema es mayor, puesto que hay una menor evaporación del agua. La bajada de temperaturas y el comienzo de época de lluvias, es muy común que el problema se agrave.
  • El nivel freático: hay que tener en cuenta, que la humedad se incrementa debido a las lluvias, o si hay unas obras próximas, por ejemplo.
  • La cristalización de sales en los tubos capilares.
  • Un tratamiento antihumedad inadecuado: cuando se trata de esconder las humedades de forma temporal con revestimientos enfocados a una errónea impermeabilización, que normalmente no son transpirables. Es el caso de la aplicación de determinadas pinturas, pladur o madera. En estos casos se produce normalmente lo que se conoce como “efecto chimenea”, que empeora el problema de humedad, haciendo que suba más por las paredes.

Como siempre decimos en Aquapol, eliminar la humedad ascendente o por capilaridad no es dejar de verla. Para lograrlo es necesario acudir a profesionales con tratamientos efectivos como el nuestro, que puedan realizar un diagnóstico y detectar el origen y el foco del problema.

Eliminamos la humedad por capilaridad de forma sencilla, gracias a un dispositivo que realmente funciona, ecológico, y cuya instalación es fácil y rápida. No supone ningún tipo de obra en casa y ofrece todas las garantías.

Nuestro aparato contra las humedades funciona mediante una tecnología innovadora para tratar la capilaridad, elimina este tipo de problema de forma permanente. No requiere de electricidad, baterías o mantenimiento. Es respetuoso con el medio ambiente.

©2021 Aquapol España

Buscar